Se proyecta un descenso de la producción mundial de manzanas frescas

Según el informe de análisis de mercado del Servicio Exterior de Agricultura del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), publicado el 13 de junio de 2023, se prevé una disminución de 4.3 millones de toneladas métricas en la producción mundial de manzanas frescas para el periodo 2022/23. Esta reducción se debe principalmente a las pérdidas de 78.4 millones de toneladas en China.

Chile: Se proyecta que la producción chilena se reduzca ligeramente, hasta 1.0 millones de toneladas, ya que el continuo descenso de la superficie se verá compensado por el mayor rendimiento derivado de las buenas condiciones de crecimiento. Se prevé que los menores volúmenes reduzcan las exportaciones a 585.000 toneladas.

México: En cuanto a la producción mexicana, la USDA señala que se mantendrá prácticamente sin cambios, en 640.000 toneladas, con un rendimiento sólo ligeramente superior tras la sequía del año pasado.

Lamentablemente la superficie sigue disminuyendo, presionada por el desarrollo suburbano y algunos productores se están diversificando hacia otros cultivos con mayor rentabilidad y menores necesidades hídricas que las manzanas, como los higos. Se proyectan 31.000 toneladas menos de importaciones, hasta 235.000 toneladas, ya que el aumento de la inflación y la reducción del gasto de los consumidores moderan la demanda.

Estados Unidos: Se estima que la producción bajará 75.000 toneladas a 4.3 millones, su nivel más bajo desde 2012/13, disminuciones que están relacionadas con el clima en Washington, las cuales compensaron con creces una cosecha récord en Míchigan, estado que tuvo un clima ideal durante toda la temporada de crecimiento, lo que llevó a duplicar la producción del año anterior.

Se espera que las exportaciones sean más bajas por tercer año consecutivo debido a la reducción de los suministros, lo que desencadena en una caída de casi el 20% en las exportaciones, a 590.000 toneladas, su nivel más bajo desde 2003/04.

A pesar de la disminución de los suministros, se espera que las importaciones se contraigan a 100.000 toneladas en la reducción de las exportaciones de Nueva Zelanda.

China: La producción de China se podría reducir de 5.0 millones de toneladas a 41.0 millones, debido a que la producción en las provincias de Shaanxi y Shandong tuvo altas temperaturas durante la floración que redujeron el cuajado.

Estos bajos rendimientos en varias provincias septentrionales y occidentales, y el envejecimiento de la población afectan a la gestión de los huertos.

Se estima que las exportaciones caerán más de 20%, es decir a 770.000 toneladas como resultado de menores suministros.

Unión Europea: La producción de la UE aumentará ligeramente, hasta 12,8 millones de toneladas, gracias a la mejora de la producción en Polonia, ya que la buena floración y polinización han permitido un abundante cuajado de los frutos.

La mayor producción polaca se atribuye también a la sustitución de viejos huertos por nuevas variedades de mayor rendimiento. A pesar de la mayor oferta, se estima que las exportaciones bajarán en 100.000 toneladas, hasta 1.1 millones.

Es probable que el aumento de los costos del almacenamiento frigorífico desincentive el almacenamiento para la exportación y desplace mayores volúmenes hacia la transformación.

El consumo aumentaría a 12.0 millones de toneladas y se espera que la elevada oferta reduzca la demanda a 290.000 toneladas, 41.000 menos que el año anterior.

Nueva Zelanda: Se prevé que la producción y las exportaciones neozelandesas caigan a sus niveles más bajos desde 2009/10 debido a los graves daños causados por el ciclón Gabrielle, que azotó en febrero la Isla Norte, donde se concentra más del 65% de la producción.

Se espera que la mayor producción de la Isla Sur, que tiene buenas condiciones de cultivo, compense sólo parcialmente las pérdidas causadas por Gabrielle, lo que generaría un descenso de la producción de 60.000 toneladas a 453.000, y con esto las exportaciones se desplomen más de un 20%, hasta 270.000 toneladas.

Sudáfrica: Se espera que la producción sudafricana se reduzca en 51.000 toneladas, hasta 1,2 millones, a medida que los árboles se recuperen tras dos años de cosechas récord.

A pesar de la estabilidad de la producción, las exportaciones se reducirán en 90.000 toneladas, hasta 535.000, debido a la menor calidad de los suministros destinados a la exportación y al elevado coste del almacenamiento en frío.

Se espera que las manzanas dañadas por el granizo en la principal región productora, Cabo Occidental, aumenten los volúmenes de fruta de baja calidad, desviando la producción de la región destinada a la exportación. Mientras que los costos de almacenamiento y los cortes de electricidad hagan que el producto se venda de manera más inmediata en el mercado nacional.

Turquía: La producción turca se estima en 277.000 toneladas más, hasta 4.8 millones, gracias a las buenas condiciones de crecimiento y al mayor rendimiento de los árboles de las nuevas variedades.

Se espera que las exportaciones aumenten a 410.000 toneladas, gracias a una mayor oferta, con envíos a Arabia Saudí y Rusia.

India: Se espera que la producción de la India aumente en 50.000 toneladas, hasta los 2.4 millones, si llueve lo suficiente durante la floración y el cuajado de los frutos. A pesar de que el acceso a un mayor suministro interno se ve obstaculizado por una insuficiente red de la cadena de frío y una distribución limitada, se proyecta que las importaciones bajen en más de 60.000 toneladas, hasta 385.000 toneladas, debido a la reducción de los suministros de Irán y la Unión Europea.

Fuente: Portalfruticola.com

Mira la nueva edición de Agrotec:

Contact us

Llámanos, envía un mensaje vía whatsapp o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder todas las consultas dentro de las 24 horas en días hábiles.