Proyecto de compostaje transforma desechos en fertilizante natural

Agrotec, 2024 – Monteverde, conocido por su esplendor natural y su compromiso con la conservación ambiental, da un paso más hacia la sostenibilidad con un innovador proyecto de compostaje. Este proyecto, único en el país, liderado por la Asociación Administradora de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Comunales (ASADA) de Santa Elena, Monteverde, en colaboración con el Banco Nacional (BN) como parte del programa «Transformando Comunidades», está marcando la pauta en la gestión de residuos orgánicos.

Cada año, Monteverde recibe más de 200,000 turistas que disfrutan de sus paisajes y contribuyen a la economía local. Sin embargo, con este flujo turístico también llega la generación de desechos, principalmente sobrantes de comida de los más de 100 comercios de la zona. En respuesta a esta problemática, la ASADA de Santa Elena ha establecido un sistema de recolección que cada semana recoge más de seis toneladas de desechos orgánicos.

Estos desechos son trasladados a una planta procesadora, donde se lleva a cabo un proceso de compostaje que los convierte en un fertilizante 100% natural. Gracias al apoyo del BN, este proceso se ha convertido en una realidad, con la financiación tanto de la planta procesadora como del camión recolector.

«Desde el modelo sostenible del BN creemos en el poder de la comunidad para generar acciones que benefician a todas las personas», explicó Silvia Chaves, directora de Sostenibilidad del BN. «Este proyecto, único en el país, no solo aborda la contaminación de las cuencas hidrográficas de Monteverde, sino que también reduce las emisiones de gases de efecto invernadero y promueve un Monteverde más limpio».

El impacto de este proyecto es significativo. De las 450 toneladas de desechos orgánicos generados anualmente en Monteverde, 333 toneladas se convierten en abono orgánico gracias a este modelo de compostaje. Este abono no solo se utiliza para el mantenimiento de jardines y espacios verdes en la comunidad, sino que también se regalan árboles nativos para fomentar la conservación del bosque.

El proyecto no solo beneficia al medio ambiente, sino también a la economía local. El abono se vende en sacos a comercios y personas, generando ingresos económicos para las familias. Además, se ha simplificado el proceso de participación para los comercios, incorporándolos en el rubro de factura de agua de la ASADA.

Con una lista de espera creciente de comercios interesados en unirse al proyecto, se vislumbra un futuro prometedor para esta iniciativa que impacta positivamente el bienestar social y ambiental de Monteverde. Liderado por la ASADA y el Concejo Municipal de Monteverde, este proyecto se expandirá aún más con el Parque Tecnológico Ambiental de Monteverde (PTAM), que incluirá una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales y un Centro de Transferencia de Residuos Sólidos, entre otros componentes.

«Compostar a gran escala genera beneficios para toda una comunidad», señaló Aura Sandí, administradora de la ASADA Santa Elena, Monteverde. «Y todos podemos contribuir desde nuestros hogares, implementando formas de desechar responsablemente nuestros desechos orgánicos».

Este proyecto de compostaje no solo es una solución innovadora para la gestión de residuos, sino también un ejemplo inspirador de cómo las comunidades pueden unirse para abordar los desafíos ambientales y promover la sostenibilidad en todas sus formas.

Fuente: Guillermo Olivas Ortiz

Dirección General de Relaciones Institucionales, Reputación y Comunicación del Banco Nacional.

Mira la nueva edición de Agrotec:

Contact us

Llámanos, envía un mensaje vía whatsapp o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder todas las consultas dentro de las 24 horas en días hábiles.