Productores se capacitan en manejo de plagas

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Cámara de Piñeros Unidos y la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ) realizaron tres charlas dirigidas a productores de piña y otros agricultores de Pital de San Carlos, Pavón de Los Chiles y San Rafael de Guatuso.

Las charlas se enfocaron en la prevención, inspección y acciones responsables para el manejo de plagas, en especial el escarabajo Metamasius, hormigas locas y la batalla constante contra la mosca stomoxys calcitrans.

Los productores recibieron capacitación, respondieron sus dudas y recibieron asesoría de expertos en la materia. Las conversaciones fueron parte de una asociación destinada a establecer un frente común para combatir las plagas. Los disertantes también enfatizaron la importancia de una economía sostenible y una inversión positiva para promover la armonía ambiental.

La asociación implicó el intercambio de ideas, el seguimiento de las poblaciones y la adopción de medidas de control a través de cebos tóxicos. Tienen previsto seguir colaborando con organismos e instituciones internacionales para ayudar a todos los productores, estén o no asociados.

Por su parte, Daniel González, asesor técnico del programa del Campo al Plato de Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), el acercamiento es parte de los objetivos que trabajan hace años en el país. “Es una gran oportunidad de mejora, y dentro de ese componente pues tenemos el tema de manejo integrado de plagas que para nosotros es fundamental pero asimismo temas de reducción de carga química, buscar alternativas para producir en armonía con el medio ambiente y estos eventos que hacemos alianza es para siempre acercarnos y colaborar”.

El picudo género Metamasius es un escarabajo de aproximadamente 2 centímetros de largo, de color negro y anaranjado, con dos puntos negros a sus lados y un tercer punto en su cabeza. La larva es blanca, con la cabeza oscura y sin patas. En el estado pupa, la larva se rodea de una cápsula fibrosa hasta convertirse de nuevo en adulta. Todo el ciclo de vida tiene una duración de unos cien días y se desarrolla por completo dentro de la planta de piña. El mayor daño de la plaga se observa en la etapa de establecimiento del cultivo: las larvas penetran el tallo y hacen galerías, con lo cual provoca pudriciones y, posteriormente, la muerte de la planta.

Por su parte, la hormiga loca se ha convertido actualmente en un serio problema fitosanitario y de potencial afectación a la salud pública del país. Su presencia no ha sido catalogada y clasificada con el estatus de plaga, sino de un insecto que ha convivido junto con las especies nativas (invasora), aunque ocasionalmente requiere aplicar algunas estrategias de manejo como el monitoreo de poblaciones y acciones de control por medio de cebos tóxicos.

“Super importante realizar estas alianzas con actores estratégicos como GIZ y MAG. Nos sentimos motivados de poder ser parte de estas charlas de manejo integral de plagas en etapa de establecimiento, con lo que abarcamos temas la mosca Stomoxys calcitrans y el tema de la hormiga loca. Vamos a seguir colaborando con las instituciones y organismos internacionales a todos los productores, así sean asociados o no asociados, ya que creemos que el sector es uno solo y trabajar juntos”, expresó Gina Vargas, directora ejecutiva de la Cámara de Piñeros Unidos.

Mira la nueva edición de Agrotec:

Contact us

Llámanos, envía un mensaje vía whatsapp o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder todas las consultas dentro de las 24 horas en días hábiles.