Las legumbres: Aliadas para un suelo saludable y productivo

  • El dúo dinámico compuesto por las legumbres y los suelos desempeña una función primordial para aportar alimentos nutritivos, mejorando la agrobiodiversidad, mitigando el cambio climático y favoreciendo los medios de subsistencia

En un nuevo estudio científico, se ha confirmado que las legumbres desempeñan un papel fundamental en la mejora de la estructura del suelo, lo que podría tener un impacto significativo en la productividad agrícola y la sostenibilidad del medio ambiente.

La estructura del suelo, definida por la disposición física de las partículas de arena, limo y arcilla, desempeña un papel crucial en el éxito de los cultivos. Un suelo bien estructurado, poroso y fácilmente desmigajable, facilita la distribución de las raíces de las plantas. Por otro lado, un suelo compacto dificulta esta distribución y puede afectar negativamente el crecimiento de los cultivos.

El estudio revela que el cultivo de leguminosas, como guisantes, garbanzos y lentejas, puede tener un impacto positivo en la estructura del suelo. Estas plantas no solo ensanchan los poros del suelo, sino que también cohesiona sus componentes, mejorando así la aireación y la retención de agua. Este fenómeno se traduce en suelos más fértiles y aptos para el cultivo.

Una de las características destacadas de las leguminosas es su sistema radicular profundo y su prolongado período de crecimiento. Este factor contribuye significativamente a la mejora de la estructura del suelo, ya que las raíces de estas plantas actúan como agentes que rompen la compactación del suelo, permitiendo una mejor penetración del agua y los nutrientes.

Los beneficios a largo plazo de la inclusión de leguminosas en los cultivos van más allá de la simple mejora en la estructura del suelo. Además de promover la salud del suelo, estas plantas también son conocidas por su capacidad para fijar nitrógeno atmosférico en el suelo, enriqueciéndolo y reduciendo la necesidad de fertilizantes químicos.

Los agricultores y expertos en medio ambiente ven en este descubrimiento una oportunidad para fomentar prácticas agrícolas más sostenibles y amigables con el medio ambiente. La integración estratégica de legumbres en la rotación de cultivos podría ser clave para maximizar los beneficios en la mejora de la estructura del suelo y la salud general del ecosistema agrícola.

Con estos nuevos hallazgos, las legumbres se consolidan como aliadas esenciales en la búsqueda de soluciones agrícolas sostenibles, destacando su papel crucial en la preservación de la salud del suelo y la promoción de prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente.

Fuente: Fao

Mira la nueva edición de Agrotec:

Contact us

Llámanos, envía un mensaje vía whatsapp o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder todas las consultas dentro de las 24 horas en días hábiles.